El cáñamo como recurso natural y beneficios del Aceite de Cáñamo

El Aceite de Cáñamo es una sustancia natural con valiosas propiedades para la salud humana y animal. Pero antes de empezar a hablar sobre los beneficios del Cannabis, explicaremos un poco su historia, así como  el potencial de la planta como remedio natural para la salud y  gran recurso natural esencial para la conservación del medio ambiente.

El Cáñamo es una variedad de la planta Cannabis que se cultiva con diferentes fines industriales. Se trata de una planta muy versátil en cuanto a usos, y sostenible en cuanto a producción, de la que se puede aprovechar desde sus semillas hasta la última hoja.

Una de las razones que permite afirmar que se trata de un recurso sostenible es que el Cáñamo es una planta de rápido crecimiento y en diversas condiciones de suelos, sin requerir demasiada agua para su cultivo. Además es una planta que regenera el suelo, lo cual contribuye a la mejora del medio ambiente.

Aunque China ha sido el mayor productor de cáñamo en los últimos años, otros países como Australia y Canadá se están poniendo al día. Desde que comenzó a crecer legalmente en Canadá, la cosecha ha despegado y se ha convertido en una floreciente exportación multimillonaria. Los materiales de construcción de cáñamo son otro segmento en crecimiento de la industria del cáñamo. Canadá es ahora un líder en el mercado mundial de alimentos / salud de cáñamo.

Ahora se pueden ver y comprar en el mercado aceites de cáñamo, plásticos de cáñamo, materiales de construcción de cáñamo y muchos productos de fibra de cáñamo. El cáñamo es realmente una planta increíble con el potencial de ayudar a hacer más sostenibles muchas industrias.

aceite de cáñamo como remedio natural para el cuidado de la piel, los músculos y articulaciones de perros, gatos y caballos entre otros animales

El Cáñamo como recurso natural saludable y sostenible

En este “re-nacimiento del Cáñamo” que estamos viviendo, poco a poco el Cannabis se va abriendo camino en industrias que van desde la construcción hasta la salud.

El aceite de semilla de cáñamo se usa principalmente en productos para el cuidado del cuerpo y en la producción de algunos productos sanitarios. El aceite de cáñamo tiene un alto valor nutricional debido a su proporción 3: 1 de ácidos grasos esenciales omega-6 a omega-3, que coincide con el equilibrio requerido para un buen funcionamiento del organismo. 

Existen infinidad de alimentos, productos sanitarios y zoosanitarios basados en el principio activo de la planta del Cannabis, ya que cuenta con numerosos beneficios para la salud. Gracias a las propiedades emolientes, hidratantes, analgésicas o antiinflamatorias, entre otras, el cannabis sirve como activo natural en productos para el cuidado de la piel, las articulaciones o incluso para mejorar el sistema inmunológico, tanto en humanos como en animales.

Además de sus excelentes propiedades para limpiar e hidratar la piel, el aceite de cáñamo también es el sueño de un nutricionista. El aceite de cáñamo es único en su composición y rivaliza con aceites como el aceite de linaza como suplemento dietético. Contiene muchos de los ácidos grasos esenciales (AGE) que el cuerpo requiere para una operación saludable del día a día. Estos EFA están presentes en la proporción correcta para una absorción óptima en el cuerpo. También es una buena fuente de ácido gamma-linolénico (GLA), el principal contenido valioso del aceite de onagra, que se cree que ayuda a la tensión premenstrual (PMT).

La fibra y las semillas de Cáñamo son increíblemente valiosas. En el caso de la fibra de cáñamo, se puede procesar de diversas formas ofreciendo resultados muy dispares. Permite desarrollar elementos altamente resistente útiles para la construcción, o bien puede tratarse para la producción de papel o textil para moda.

El aceite de semilla de cáñamo industrial se usa en combustible, pinturas, plásticos, etc. Tradicionalmente, la fibra de cáñamo era una fibra muy gruesa en crudo, lo cual dificultaba su uso para la confección de ropa que podía resultar muy dura para la delicada piel humana. Pero los avances en el cultivo de las plantas y el tratamiento de las fibras, han dado como resultado una fibra de cáñamo mucho más fina y suave, ideal para tejer ropa, telas y cuerdas de cáñamo.

Además la fibra de la planta puede usarse para fabricar plásticos biodegradables, algunos combustibles y una variedad de otras cosas que pueden ayudarnos a transformar el mundo en un lugar mas verde.

Historia del Cannabis

El uso del cáñamo se remonta a la Edad Neolítica en China. Los arqueólogos han encontrado huellas de fibra de cáñamo en la cerámica de la cultura Yangshao que data del siglo V a. C. Más tarde, ampliaron el uso del cáñamo para la producción de ropa, zapatos, cuerdas y una forma temprana de papel.

Elizabeth Wayland Barber, experta de la industria textil, resume la evidencia histórica de que la planta Cannabis Sativa: “creció y fue conocida en el período neolítico en todas las latitudes del norte, desde Europa (Alemania, Suiza, Austria, Rumania, Ucrania) hasta Asia oriental (Tíbet y China) , pero, el uso textil del cáñamo no aparece con seguridad en Occidente hasta relativamente tarde, es decir, la Edad del Hierro. Sin embargo, sospecho firmemente que lo que llevó el cáñamo a la fama y la fortuna repentinas como un cultigen y causó que se extendiera rápidamente hacia el oeste en el primer milenio a.C., fue la propagación del hábito de fumar marihuana desde algún lugar del centro-sur de Asia, donde originalmente se produjo la variedad de la planta con efectos psicotrópicos. La evidencia lingüística respalda firmemente esta teoría, tanto en cuanto al tiempo y la dirección de propagación como a la causa“.

Los españoles llevaron el cáñamo al hemisferio occidental y lo cultivaron en Chile a partir de 1545. Unos años más tarde, en mayo de 1607,  encontraron cultivos de cáñamo en la aldea principal de Powhatan, donde ahora se encuentra Richmond, Virginia. Ya en 1619, la primera Cámara de Burgueses de Virginia aprobó una ley que exigía a todos los plantadores de Virginia sembrar cáñamo “inglés e indio” en sus plantaciones. Se sabe que los puritanos cultivaron cáñamo en Nueva Inglaterra en 1645.

En Estados Unidos, durante la Segunda Guerra Mundial, se alentó a los agricultores a cultivar cáñamo para el cordaje, con el fin de reemplazar el cáñamo de Manila obtenido previamente de las áreas controladas por los japoneses. Para impulsar esta iniciativa, el gobierno de los Estados Unidos llegó a producir una película donde explica los usos del cáñamo, llamada “Cáñamo para la victoria”. Los uniformes, el lienzo y la cuerda se encontraban entre los principales textiles creados a partir de la planta de cáñamo en este momento. Gran parte del cáñamo utilizado se cultivó en Kentucky y el Medio Oeste.

En 1937,  Estados Unidos impuso un impuesto a cualquiera que comercializara cannabis, cáñamo o marihuana. Esta ley fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema, y finalmente reemplazada por la Ley de Sustancias Controladas de 1970.

La entrada de nuevas materias primas como el petróleo o el algodón, fueron desplazando al cáñamo hacia una oscuridad en la que se mantuvo durante décadas. Fue una planta estigmatizada por el uso recreativo de la misma y censurado su potencial como un recurso sostenible y muy versátil que da solución a numerosas industrias, tal y como se está demostrando actualmente. .

Fuente: www.en.wikipedia.org

Contacto

VETERCANN
c/ Consell de Cent, 113-115, Entlo. 1ª
08015 – Barcelona (España)
+34 93 595 14 65
info@vetercann.es